[PROSA]

MULTA AL DERECHO DE CUNA

Juan José Millás escribe: “No sé si este oficio el de limpiabotas, debería estar prohibido, pero se debería multar a los clientes o gravarles el capricho con un impuesto especial.”

Yo también gravaría con un impuesto especial al que llamaría “Derecho de cuna”. Por mucho que me incomoden los caprichos, propios y ajenos, las duras diferencias sociales que se viven en México y otras partes del mundo. Nada me da más escozor, que ése sentimiento que tienen los que tienen, de sentirlo merecido. Peor aún, de sentirlo tan natural, tan propio, que no quedan satisfechos de tenerlo, tienen que restregarlo en la cara de los que no lo tienen. No sólo eso, se adjudican el derecho de sentirse más, de colocarse por encima. Merecen una multa todos aquellos de generosidad selectiva, que no comparten lo que tienen; pero dan a manos llenas sus desprecios y prejuicios.

 


 

Los domingos, traen consigo la columna semanal de Juan José Millás. Me parece especial e interesante el texto que resulta de la imagen que elige. En un esfuerzo por ampliar los temas de los que escribo, me he propuesto, responder – también semanalmente – con otro texto a la imagen y/o al texto de su columna.

Haz clic para leer la columna de la que tomé la foto y el texto de Juan José Millás en el País Semanal.

Las partes íntimas