Es absurdo entrar en discusiones acerca de a qué baño irá un niño que se siente niña, una niña que fué niño, etc. Aquí una idea “loca”: Llamémosle BAÑO. BAÑO. Sin importar si eres niño, niña, unicornio. Sin importar. Dejémos de etiquetar baños. Dejémos de etiquetar. Dejémos.